Ignacio Arriaga · 04/07/2024

Solopreneurs: negocios unipersonales que funcionan

Solopreneurs: negocios unipersonales que funcionan

Índice

Hay mucha gente a la que no le hace ilusión tener un equipo cuanto más grande mejor. Aunque hay gente que se sorprenda, son muchos los que no disfrutan de gestionar a otras personas. Y eso no significa que no estén capacitados para tener un negocio.

Dicho esto, hay mucha basura llena de wishful thinking rulando por las redes con este tema de los negocios unipersonales. Montar un negocio es difícil. Montar un negocio sin socios es duro. Montar un negocio en solitario y sin la ayuda de empleados es muy jodido. El que te cuente lo contrario te está intentando enchufar su narrativa.

Como casi todas las semanas, aquí tienes la edición en vídeo de esta newsletter. Ya somos casi 1200 suscriptores en el canal de YouTube, puedes suscribirte aquí .

Lo unipersonal llega hasta un punto

Si tienes un negocio que eres tú solo pero trabajas con 50 freelances que meten 40 horas a la semana para ti, no tienes un negocio unipersonal, tienes una troupe de falsos autónomos.

Aunque lo unipersonal tiene cierto atractivo y hay casos conocidos por todos que tienen mucho éxito, tenemos que tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, yendo acompañado se llega más lejos. Si quieres hacer algo grande, hazlo acompañado.

Montar una empresa de este estilo como primera opción es complicado. Cuando se está arrancando en una carrera, lo lógico es trabajar con gente y tener referentes de los que aprender. De hecho, muchos de los negocios de este tipo que funcionan son por gente que ya ha pasado por muchas experiencias en su carrera y comienza el negocio compartiéndolas.

Crecer por el mero hecho de crecer

Casi todos en el sector utilizamos las mismas métricas para determinar el éxito de una empresa. Millones levantados y número de empleados son clásicos del fardar patrio. Últimamente –por fin– se habla bastante de MRR y, en muy pocos casos, de beneficios.

Crecer es el objetivo de cualquier startup pero no todos los negocios son startups. Hay empresas que facturan buena pasta y dejan buenos beneficios a sus fundadores y que no necesitan crecer. De hecho a veces por crecer son negocios que se estropean.

Hay cosas que no escalan y gente que no quiere escalar sus negocios. Por eso y como ejercicio casi filosófico, a lo mejor alguna vez deberíamos hacernos la pregunta de, ¿por qué quiero que mi negocio crezca más? La mayoría encontraremos un motivo lícito: vender más caro, ganar más dinero, satisfacer nuestro ego o pasar por encima a la competencia serían clásicos aquí. Tú sabrás si estás contento con la respuesta que le das a la pregunta.

Dos caminos: o la escalabilidad total o el modelo boutique

Si se quiere montar un negocio unipersonal existen dos caminos principales. O montar un modelo en el que no haya fricción con el usuario o montar uno en el que sí la haya pero el precio sea alto.

Es difícil encontrar un punto intermedio porque tu tiempo es limitado y pretendes vivir muy bien de esto, por lo que ese tiempo tiene que tener un retorno importante. Y solamente salen las cuentas con esos dos modelos o teniendo una mezcla de ambas.

James Clear, el de hábitos atómicos, solamente hace productos que no tengan fricción, no hace consultoría y si hace algún tipo de evento en persona es muy muy caro y sin recurrencia. Por el contrario, Scott Bartnick tiene el modelo opuesto, todo con fricción máxima pero muy caro. Lo más barato que puedes contratarle es una consultoría de una hora por 500$. Con cualquiera de los dos salen las cuentas, es una cuestión de elegir y, sobre todo, de encontrar a gente dispuesta a pagarlo.

¿Qué tipo de negocios funcionan bien de forma unipersonal?

Hay muchos negocios que requieren de un gran equipo detrás para funcionar. Por ejemplo, en el software, cualquier producto que requiera de labores de onboarding o venta tendrá que tener un equipo. En cambio, el software self service es un buen candidato para tener un mini equipo .

En el mundo de la consultoría , hay gente que funciona muy bien con equipos pequeños. O bien tienen un sistema boutique que les permite cobrar tickets altos y así no tener que manejar un gran número de clientes o bien hacen algún tipo de servicio productizado que les permite escalar algo más en un equipo pequeño.

Y, por último, la estrella de este tipo de negocios son los infoproductos . Creadores de contenido que gestionan comunidades, cursos o productos premium y con los que se mantienen un negocio sin problemas.

¿Se puede tener una empresa sin empleados en otros ámbitos? Por supuesto. ¿Es más difícil? También. En cuanto se pretende escalar casi cualquier tipo de negocio, no tener empleados se hace mucho más complicado.

Ejemplos de negocios unipersonales

Stardew Valley: creado por Eric Barone en 2011 para usarlo como portfolio para buscar trabajo. El tipo se curró un Build in public cuando nadie sabía que era eso y fue el hombre orquesta que hacía todo el desarrollo, diseño y música. Cuando lo lanzó en 2016, tenía una legión de seguidores y en solamente dos meses había generado 15 millones de dólares.

Miss Excel: ejemplo canónico de creador de contenidos que lo peta en esto. Con un posicionamiento gracioso y divertido ha enseñado algo apestosamente aburrido como excel a miles de personas. Se levanta un par de millones al año. Su estrella son algo llamado "Excel parties", webinars de venta en los que a veces es capaz de vender 100k en cursos.

SlidesCarnival: un ejemplo español, una colección de plantillas para Google Slides que Jimena Catalina se encargó de crear durante años. Tenía un tráfico loquísimo y generaba unos cientos de miles al año con Google Adsense. Fue adquirido por Canva.

PlentyOfFish: ahora ya tiene empleados pero estuvo ocho años sin tenerlos y consiguió que su web de citas alcanzase los muchos millones de usuarios trabajando él solo en él.

Markus Frind vendió la web en 2015 por 575M y con cero inversión externa.

Heyzine: un software de creación de Flipbooks. Producto español ante el que no puedo dejar de aplaudir. Product Led Growth, sin fricción, crecimiento orgánico y muchos años de trabajo detrás. Albert Balada lo ha hecho todo solo hasta hace nada. Por encima de del millón de ARR.

Carrd: el de AJ es un caso muy particular porque ni siquiera conocemos su nombre, lanzó el producto pero él se mantiene anónimo. Es el fundador de Carrd, un software para crear páginas one page. Cobra una miseria por el servicio –el ticket más caro son 9 dólares al mes– y tiene uno de los mejores onboarding que existen. Factura millones al año.

Browserless: una herramienta de automatización de navegador desarrollada por Joel Griffith como side project. Pricing altillo, empezando en los 200 mensuales. Sus canales de adquisición principales han sido mantener el software como código abierto y hacer guías muy detalladas de los casos de uso de la herramienta. Está facturando algo más de medio millón.

Photopea: un clon de photoshop que factura más de 1 millón al año financiándose solamente con anuncios. Solamente su comunidad de Reddit tiene 24.000 suscriptores. Su fundador Ivan Kutskir, comenzó a desarrollarlo cuando era estudiante y su único tráfico es orgánico.

Cyberleads Alex West es el culpable de que cuando tu startup levanta pasta vengan un montón de tarados a venderte cosas por email. Cada mes vende 1000 leads de empresas que acaban de levantar dinerito a agencias y otras empresas de servicios para que estas hagan su spam agosto. El Build in public ha sido su principal canal de adquisición y factura unos 500k anuales.

Si sabes lo que significa el número 83333, esta newsletter es para ti *

* Si no lo sabes pero te interesa el mundo del software: debes suscribirte y lo descubrirás inmediatamente.

Lo que dicen algunos de los suscriptores

A mí me resulta imposible leerme todas las newsletters a las que estoy suscrito (que no son demasiadas) pero Disaaster es una de las pocas cuya lectura semanal es obligatoria para mí. Aunque está centrada en SAAS, los retos que analiza y resuelve suelen ser comunes para cualquier otro negocio en internet. Si te interesa aprender sobre el go to market de un negocio en internet, te interesa todo lo que Arriaga te explica cada semana.

Juan Pablo Tejela, CEO Metricool

Ignacio Arriaga en su newsletter te va a contar las verdades del barquero, sin estruendo, a través de ejemplos concretos, explicando el cómo y el por qué.

Eduardo Manchón, CEO Mailtrack

Disaaster es mi newsletter de referencia en el mundo del SaaS. Contenidos muy directos y aplicables, todos los aspectos relacionados con crear y hacer crecer productos digitales y SaaS, desde la experiencia y sentido crítico del gran Ignacio Arriaga.

Juan Carlos Cortizo, CMO Product Hackers